+39 0688805260 - wucwoparis@gmail.com - Contacto

Nuestra Historia

Los años de la Fundación: 1910-1914

Fue en 1910 cuando la vizcondesa Madame de Vélard, Presidenta de la Liga Patriótica Femenina Francesa (más tarde Action Catholique Générale Féminine, ACGF) propuso unir las ligas de mujeres católicas existentes en el mundo.

Esta reunión, llamada “el Comité para la Iniciativa”, tuvo lugar en Bruselas (Bélgica) y reunió a las Ligas de Alemania, Inglaterra, Austria, Bélgica, Brasil, España, Francia, Lorena, Portugal, Suiza y Uruguay, además de la Sociedad Internacional Católica para las Mujeres, ACISJF.

En su discurso, Madame de Vélard subrayó los objetivos de esta reunión, este fue el primer paso en el proceso de instituir la Unión Internacional de Ligas Católicas Femeninas (UILFC) que se convirtió en UMOFC en 1952:

“... Nos reunimos porque queríamos expandir nuestros horizontes... estudiar los obstáculos y la manera de sobrepasarlos, y armarnos para la Acción Social Católica...

Hijas humildemente obedientes a la Iglesia Una... sentimos que debemos trabajar para realizar la unión de todas las mujeres católicas a través del mundo...

¡No soñemos! No nos da tiempo; además los sueños son letales: gastan nuestra energía en imaginar las dificultades que puede que nunca se materialicen...preparémonos para el futuro: para hacerlo, compartamos una acción seria y bien organizada...”

Otra delegada declaró:

“Ha llegado el momento de que las mujeres católicas entiendan que los tiempos cambiantes exigen labores cambiantes. Cuando ya no nos podemos limitar en  pequeñas, estrechas y cerradas asociaciones, donde la piedad y la caridad se tratan con timidez prudente; ha llegado el momento de tener una visión más extensa; agrandar nuestra área; juntar todas las labores y la buena voluntad en fuertes federaciones, capaces de ser una fuerza activa al servicio de la renovación cristiana social a través del mundo.”

En el transcurso de la reunión, animadas por los obispos de Malines y París, se tomaron las siguientes decisiones:

Esta Federación Internacional de Ligas Católicas Femeninas adoptó por unanimidad los estatutos que empiezan de esta manera:

Art. 1: Se forma un Consejo Internacional entre las Ligas Católicas Femeninas, independiente de todos los partidos políticos, cuyo objetivo es trabajar para mantener la Fe, defender las libertades religiosas y organizar la acción social católica en un espíritu de sumisión plena y constante ante las directivas del Pontífice soberano.

Art. 2: El Consejo adopta el nombre de “Consejo Internacional de Ligas Católicas Femeninas”. Una reunión será celebrada cada año y un secretariado de comunicación central se abrirá en París para un periodo de cinco años.

1911

Segundo Consejo Internacional en Madrid (España): Peligro de la libre masonería; trabajo y sueldos de las mujeres; valores. Seis nuevas ligas solicitan unirse al Consejo Internacional. Llegaron de los siguientes países: Argentina, Canadá, Estados Unidos, Hungría, Luxemburgo y Polonia.

1912

Tercer Consejo Internacional en Viena: valores, educación religiosa, mujeres en los puestos de trabajo. Para que la Santa Sede apruebe los Estatutos, la Liga en Inglaterra se encargó del borrador de la enmienda, éste debía ser votado en el próximo Consejo. La señorita Fletcher, Presidenta de la Liga Inglesa, se implicó de manera activa en la coordinación de este trabajo.

1913

Cuarto Consejo Internacional en Londres. Los Estatutos fueron modificados y aprobados por el Papa Pío X. La “Federación” adoptó el nombre de “Unión Internacional de Ligas Católicas Femeninas”, simplemente llamada la “Unión” que a partir de ahora tendría un Cardenal Protector. La Unión estaba compuesta por 27 ligas de 17 países. La Santa Sede nombró a la Condesa Wodzicka (Polonia) como Presidenta.

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL 1914-1918

Durante la guerra de 1914-1918, la Unión dejó de funcionar y sólo retomó las actividades en 1921.

Sin embargo, la Presidenta consiguió mantenerse en contacto con el Vaticano y con otras ligas nacionales.

NUEVOS COMIENZOS Y DESARROLLO: 1921-1951

1921

En 1921, tuvo lugar una reunión ejecutiva en Cracovia (Polonia) para dar un nuevo impulso a la Unión y preparar el Quinto Congreso Internacional que tendría lugar en Roma el siguiente año.

1922

Quinto Congreso Internacional en Roma: “Preservación y propagación de la Fe”; la campaña femenina a favor de los valores, en contra del tráfico de mujeres, preparación de las mujeres para asumir responsabilidades civiles.

La señora Steenberghe-Engeringh (Países Bajos) fue elegida Presidenta (nombrada por el Papa), permaneció en este cargo durante 30 años. Bajo su mandato, la Unión (IUCWL) se expandió rápidamente y se consolidó hasta llegar a tomar el nombre de UMOFC en 1952. Con 19 nuevas organizaciones, la Unión contó con 40 ligas en 20 países.

1925

Sexto Congreso Internacional en Roma: “Peligros que amenazan a la familia y, a través de ella, a toda la sociedad”. Doña Steenberghe-Engeringh fue reelegida Presidenta.

1926

En mayo, la “Sección de Mujeres Jóvenes” de la Unión se reunió en Luxemburgo. Ésta formaba parte de la estructura de la Unión. La Sección de Mujeres Jóvenes, tenía su secretariado en Gante (Bélgica). La Santa Sede nombró un capellán consejero, y Christina de Hemptine (Bélgica) fue nombrada su Presidenta [La Federación de Jóvenes Hombres Católicos se remonta a 1921]. Un fragmento de los “Cahiers de l’Union” dice:

“Una de las tareas más grandes e importantes  que tenemos que abordar es la del trabajo en el ámbito social. Los problemas de las mujeres son una parte integral de los problemas sociales, mientras que por otra parte, los problemas sociales están tan cercanos a los problemas de las mujeres que son completamente interdependientes y no pueden ser tratados por separado.”

1927

Doña Steenbegue-Engeringh, la Presidenta de UILFC tuvo un papel activo en la fundación de la Conferencia de las Organizaciones Católicas Internacionales (CICO).

Los presidentes de ICO celebraron su primera reunión en Friburgo (Suiza). Su objetivo principal era representar a los Católicos en la Sociedad de Naciones cuya oficina central se encontraba en Ginebra.

1928

Séptimo Consejo Internacional y Primera Semana de Estudio en La Haya (Países Bajos) para preparar el Consejo Internacional de 1930.

En una carta a la Presidenta, Su Santidad Pio XI subrayó la importancia de continuar el trabajo entre ligas católicas y colaborar con organizaciones neutrales o protestantes sólo en circunstancias excepcionales. A partir de este momento, los días de estudio se alternaron con reuniones del Consejo Internacional. Los días de estudio se celebraron en varios lugares, mientras que la reunión del Consejo siempre tuvo lugar en Roma hasta 1967. Sólo hubo una excepción: en 1951, el 12º Consejo Internacional fue en Friburgo (Suiza).

En publicaciones de esa época, las reuniones del Consejo Internacional se llamaron a menudo “Congresos Internacionales”. Como aparece explicado en el documento con fecha “Utrecht, mayo de 1936”, “La reunión del Consejo se parece más bien a un Congreso”. Estas reuniones involucraban un extenso número de delegados, entre 150 y 250, e incluso más de 500 cuando la “Sección de Mujeres Jóvenes” se unió a IUCWL. La Liga de Naciones concedió la representación de la Unión en los comités “Tráfico de Mujeres” y “Protección del Niño”, dos representantes fueron nombrados.

1930

Octavo Consejo Internacional en Roma: “Reconstruir los valores familiares”. El objeto de estudio para los próximos cuatro años será la educación. Primer Consejo de la Sección de Mujeres Jóvenes.

La International Labour Office (ILO) ratificó el nombramiento de un delegado de la Comisión para estudiar las cuestiones relacionadas con las mujeres.

La delegación a cargo de las peticiones de paz de 26 millones de mujeres católicas; estuvieron en primera línea, Doña Steenberghe-Engeringh, Doña Hawks, delegada de los Estados Unidos, y doña Ferrazzini, Presidenta de la Liga Católica Femenina de Ginebra, Conferencia sobre el Desarme, 1932.

1

1932

Semana de Estudio en Lucerne para preparar el Consejo Internacional de 1934. El propósito de estas semanas de estudio era tener en cuenta el trabajo realizado por las comisiones que cada año estudiaron la Fe, la Familia, la Educación, la Mujer en el lugar de trabajo, los Valores, la Higiene, la Mujer en la vida pública. Para la “Sección Joven”: Deporte y Salud. El mismo año, doña Steenberghe-Engeringh, Presidenta de la Unión, era la única delegada católica que asistió a la Conferencia sobre el Desarme en Ginebra.

1934

Noveno Consejo Internacional en Roma: “Que los principios cristianos de educación penetren la familia y la sociedad”. Las comisiones siguieron con dos nuevos temas: la Formación de Catequistas y Discapacitados. Había 512 participantes, no solamente mujeres, ya que muchos sacerdotes asistieron. Representaron a 46 organizaciones adultas y a 13 organizaciones jóvenes. Hubo casi el mismo número de participantes jóvenes que adultas.

1936

Consejo de la Sección Joven de IUCWL en París para preparar el Congreso Internacional de Estudio en Bruselas (Bélgica), previsto para Pascua 1937.

1937

Jornadas de Estudio en Bruselas: “Católicos en el mundo de hoy en día” (principios de feminismo social católico). El Día de la Juventud reunió a 227 participantes para debatir: “Mujeres jóvenes en el Mundo de Hoy en día”.

1939

Décimo Consejo Internacional en Roma: “Mujeres católicas y la restauración del Cristianismo en la sociedad de hoy en día.” Día de la Juventud: “El Apostolado de la Conversión”. En ese momento, la Unión se compone de 55 organizaciones asociadas, de 32 países, que cubren casi 25 millones de mujeres. Los países son principalmente europeos, de América Latina, y América del Norte, con dos países asiáticos y Australia.

LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: 1940-1945

14 de mayo de 1940, doña Steenbergh-Engeringh destruyó los archivos en Holanda “para que los invasores no puedan apoderarse de ellos y utilizarlos para encontrar a las personas que han colaborado con nosotros (la Unión).” (Cuadernos febrero de 1946).

En junio de 1940, la policía alemana buscó en las oficinas de UILFC. El Dr. J.H.E.J Hoogveld, capellán de IUCWL desde 1930, fue arrestado por la Gestapo y murió como resultado de los malos tratos que sufrió. Durante ese tiempo, el trabajo se continuó en otros países de forma local, según las posibilidades.

EL PERIODO DE LA POSGUERRA

1945

Los contactos se retomaron para la reanudación del trabajo internacional.

En 1946, las Naciones Unidas crearon la comisión sobre el Estado de las Mujeres antes de adoptar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1948.

1947

Undécimo Congreso Internacional en Roma precedido de una semana de estudio “La contribución de las Mujeres Cristianas a la Comunidad Humana”. Para poder obtener el estatus consultivo con la UNESCO, la “Sección Joven” se separó de la Unión para convertirse en la Federación Mundial de las Mujeres Jóvenes Católicas. Sin embargo, mantuvo estrechas relaciones con la UILFC y su presidenta participó a las reuniones de la Junta. El mismo año, IUCWL obtuvo el estatus consultivo en la ECOSOC.

En los años siguientes, UILFC obtuvo el estatus consultivo en otras agencias de la ONU. Aunque la UILFC, en el periodo entre las dos guerras se hizo oír en la Liga de Naciones, fue a partir de esta fecha cuando las representantes de la IUCWL, y más tarde UMOFC, hicieron que se escuchara la voz de las mujeres católicas de manera continua en los centros Internacionales de Nueva York, Ginebra, Viena, Roma, París y Estrasburgo.

Se involucró en un creciente número de áreas. Su participación en la Comisión sobre el Estatuto de la Mujer puso a IUCWL en una posición privilegiada para poder hacer resonar la voz de las mujeres católicas. Tomando parte en la vida internacional, las mujeres de IUCWL eran fieles a las palabras expresadas por su Santidad Pío XII durante una audiencia con él:

“…Bajo la apariencia de querer defender a la Iglesia del peligro de perderse en la esfera de lo ‘temporal’, una expresión aparecida hace algunos años continua a tener éxito: volver a la pureza ‘espiritual’…La expresión debería ser otra: por la Fe, por Cristo, en la medida de lo posible, presencia en todos los lugares dónde los intereses vitales son objeto de discusión…en todo lugar dónde se forja a través de la educación el alma de un pueblo…”

1950

Semana de Estudio en Friburgo (Suiza) para preparar el Consejo Internacional  del siguiente año.

1951

Duodécimo Consejo Internacional en Friburgo (Suiza): “Vida Internacional”.

Una declaración señaló una nueva situación en la que las mujeres católicas tenían un papel personal a desempeñar en una comunidad nueva internacional en desarrollo. Su responsabilidad era estar presente “para desarrollar y afirmar, según las oportunidades, los derechos y las exigencias de una conciencia católica internacional frente a la opinión general.”

Se realizaron otros trabajos sobre los estatutos y el borrador fue enviado a la Secretaría de Estado con el fin de infórmale antes de diseñar el documento final que debería ser votado en 1952.

En octubre de 1951, monseñor Montini (que llegó a ser más tarde el  Papa Pablo VI) contestó personalmente, comentando varios puntos. En particular, subrayó la importancia de tener más miembros elegidos en la Junta y menos ex officio. Preguntó si no era preferible elegir a la Presidenta desde el Consejo (llamado después Asamblea General) en vez de ser elegida por el Oficio. Esta última sugerencia no fue seguida y la Presidenta fue elegida por el Oficio, como establecido en el documento borrador. Ya no sería nombrada por la Santa Sede sino elegida entre tres candidatas propuestas por la UMOFC a la Secretaría de Estado.

UMOFC: MADUREZ 1952 - 2008

1952

Decimotercero Congreso Internacional en Roma: “La paz en el mundo y la contribución de las mujeres católicas”. Los nuevos estatutos fueron votados por el Consejo y aprobados por Roma.

La Unión adoptó oficialmente el nombre de Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC). Marie du Rostu (Francia) ya vicepresidenta de la Sección Joven en 1926, fue elegida Presidenta por el Consejo (no nombrada por la Santa Sede).

La UMOFC se componía de 166 organizaciones de 66 países de todo el mundo, representando a  36 millones de mujeres. Desde 1952, muchos países de África, y también de Asia-Pacífico y Oceanía se unieron a UMOFC, consolidándola internacionalmente.

Entre estas 166 organizaciones se encontraban grandes organizaciones internacionales como la Asociación Internacional de Caridades (IAC). Desde su fundación, la Sociedad Internacional para Jóvenes toma parte en las reuniones del Consejo con  derecho de voz pero no de voto.

1953

Jornadas de Estudio en Mont St Odile (Francia): “La personalidad de las mujeres cristianas en la vida internacional”. Marie du Rostu se remitía a una directiva dada por el Papa Pío XII en 1947 en la que declaró que la misión de las mujeres cristianas era igual a la de los hombres, un factor necesario en la civilización y en el progreso.

En noviembre durante una reunión del Consejo, y con ocasión del año Mariano, se decidió que la Presidenta debería escribir a monseñor Montini para informarle de la importancia que las mujeres católicas conceden al “Día de Oración de la UMOFC” que fue inaugurado muchos años antes por doña Steenbergh-Engeringh y que se celebraba el 25 de marzo. “Ese día son felices por saber que están unidas con sus hermanas  de todo el mundo, y rezan con ellas por las intenciones de la Iglesia Universal.”

Semana de Estudio en Gante  de la Federación Mundial de Mujeres Jóvenes Católicas y la Federación Mundial de Hombres Jóvenes Católicos.
 

2 0

1954

Jornadas de Estudio en Fátima: “Vida de fe y vida interior, vida familiar, vida apostólica social y cívica”. Los estatutos fueron modificados para suprimir toda participación oficial de la Federación Mundial de Mujeres Jóvenes Católicas. Fueron aprobadas de nuevo por la Santa Sede.

Es importante mencionar las modificaciones que aparecen en los estatutos de 1952 y 1954 particularmente en lo que respecta al vocabulario: UMOFC se compone de miembros asociados y miembros correspondientes, que son organizaciones y no individuos.

El Consejo Internacional se compone de todos los miembros asociados y se reúne cada dos años. La Junta, elegida cada cuatro años, se compone de 14 a 20 personas y se reúne al menos dos veces al año. (Fue en 1979 cuando el Consejo Internacional se convirtió en “Asamblea General”, y la “Oficina” se convirtió en la “Consejo”).  Un Cardenal protector fue asignado y un capellán “general” fue nombrado por la Santa Sede.

1955

Jornadas de Estudio en Copenhague (Dinamarca). El mismo año, “Marie du Rostu, entonces Presidenta de UMOFC, lanzó una campaña en contra del hambre, antes que la FAO. Este manifiesto histórico fue el punto de partida de numerosos programas a través del mundo y estableció una nueva conciencia en el mundo católico.” (Monseñor Delaporte, Obispo de Cambrai, Francia). Pax Christi y el Secours Catholique (Caritas) se asocian, basando su acción en el discurso realizado por el Papa Pío XII para el undécimo aniversario de la FAO. El proyecto se realizó en Río de Janeiro (Brasil) en el Congreso Eucarístico durante una reunión con monseñor Lalain (Chile) y monseñor Helder Camara (Brasil). Como resultado, probablemente en 1961, se realizó durante una reunión de la FAO la “Campaña contra el Hambre” oficial, en la cual la UMOFC y Pax Christi desempeñaron un papel activo, consiguiendo la movilización de las Organizaciones Católicas Internacionales (ICO).

1957

Decimocuarto Consejo Internacional en Roma: “Misión de las mujeres católicas en el mundo de hoy en día”. Los tres temas de debate fueron: las mujeres católicas trabajadoras en el mundo, la formación de la personalidad de la mujer adulta, el hambre en el mundo. La Junta se agrandó.

En la semana anterior, el Congreso Mundial de la Federación Mundial de las Mujeres Jóvenes Católicas también tuvo lugar en Roma: “La vida interior en un mundo tecnológico”.

1959

Jornadas de Estudio en París: “Presente a Cristo, presente al mundo.”

1961: CELEBRACIÓN DEL 50 ANIVERSARIO DE LA UMOFC

El Consejo Internacional se celebró en Roma (29 de abril – 5 de mayo) la víspera del Consejo Ecuménico con el tema “Mujeres católicas, fuente de unidad en Cristo y en su Iglesia”. Cuatro puntos principales:

• Las tres vocaciones de las mujeres (espiritual, humana, social).

• El mundo técnico en camino hacia la unidad.

• Mujeres católicas, agentes de unidad.

• La responsabilidad de la conciencia cristiana frente al hambre en el mundo.

Pilar Bellosillo (España) fue elegida Presidenta, y Marie du Rostu vicepresidenta de nuevo.

Para la preparación del Concilio Vaticano II, la UMOFC envió sugerencias y propuestas:

“Con mucho respeto, la UMOFC se atreve a presentar algunos deseos formulados a petición y con la colaboración de las mujeres católicas de varios continentes, para que los requisitos de la formación integral cristiana de las mujeres los cuales permitirían que ésta pudiera dar una contribución a la Iglesia, puedan ser estudiados de forma más profunda y adaptada a las circunstancias de hoy en día. La UMOFC se pregunta, en el caso en que los laicos fueran admitidos para participar a los trabajos preparatorios de las comisiones, si habría una posibilidad para considerar la aceptación de la participación de las mujeres con el debido respeto a sus competencias”.

1962

Pilar Bellosillo formaba parte de la delegación elegida para asistir a la apertura solemne del Concilio, y también para ser auditora, como Presidenta de la UMOFC, una organización que unía 36 millones de mujeres a través del mundo.

1963

Propuesta de un Estatuto “ad experimentun” de las Comisiones Regionales de la UMOFC. Cinco comisiones sobre temas generales, llamadas comisiones externas: la Iglesia Silenciosa, la Educación de los adultos, Condición de las mujeres, Mujeres y Trabajo, Familia-Infancia, y también tres comisiones internas: finanzas, asociaciones, boletines.

1964-1965

Pilar Bellosillo estuvo involucrada en el trabajo del Concilio durante la sesión que revisaba el esquema 13 (preparación de “Gaudium et Spes”), y también en la Comisión “Matrimonio y Familia”. Hablando de hombres y mujeres laicos asociados con la labor de estas comisiones, Pablo VI se refirió a ellos como “expertos de la vida”. 20 años más tarde, Pilar dijo:

“Mi gran convicción toma forma progresivamente: estar al servicio de los demás, al servicio de su realización como personas y cristianos. Para estar al servicio del plan de Dios para el mundo. Para apoyar la labor de Dios en el contexto histórico.”

Las responsables de la UMOFC se preguntan:

“La organización por sí misma no atraerá nuevos miembros a menos que ésta se oriente hacia la vida y hacia las cuestiones actuales. Podemos preguntarnos por qué hoy en día la mayoría de las mujeres jóvenes no se unen de forma espontánea a las asociaciones. Y aún así vemos que llegan cuando su organización está en contacto con los problemas que se encuentran a diario.”

Hubo una reunión Ecuménica de mujeres en Roma con Pilar Bellosillo, y la UMOFC se involucró profundamente en las Conferencias Internacionales sobre el Estatus de las Mujeres (Irán, Uruguay), sobre la Población, y en el Consejo de Europa sobre las Mujeres y Trabajo.

1966

Jornadas de estudio y Asamblea Estatutaria en París. Debates con la Asociación Mundial de Antiguos Alumnos de la Escuelas del Sagrado Corazón (AMASC). La presidenta de la Union of Major Superiors (mujeres) fue invitada a los días de estudio.

1967

Consejo Internacional en Roma: “En un nuevo mundo, el papel de las mujeres como co-artesanas de una nueva humanidad.” Este Consejo fue seguido de un Congreso Mundial del Apostolado de los Laicos también celebrado en Roma. Inauguración de la campaña de los derechos humanos. Establecimiento del grupo de trabajo “Mujeres y la Iglesia”. En la Circular que marca el 75 aniversario  de la UMOFC (1985), Pilar Bellosillo escribió:

“Con respecto a la Iglesia, de acuerdo con el estudio de la libertad de las mujeres en la Iglesia, la mitad del Pueblo de Dios parece tener un papel pasivo y gobernado por la otra mitad. Fue allí donde la UMOFC decidió de manera honesta ser una conciencia crítica dentro de la Iglesia. Fue en ese momento cuando el grupo de trabajo “Mujer e Iglesia” se formó.”

Como el Concilio estaba abierto a la dimensión ecuménica, una Conferencia Ecuménica Internacional de mujeres fue celebrada en Taizé (Francia) en junio. Fue organizada por la Conferencia de ICO, y por el Departamento de Cooperación entre mujeres y hombres en el Consejo Ecuménico de Iglesias en colaboración con la Alianza Universal de Uniones Cristianas Femeninas. Pilar concluyó: “en el futuro, unidos, podríamos seguir padeciendo el mismo sufrimiento, rezando las mismas oraciones y esperando de la misma esperanza.”

1968

Como resultado de la reunión en Taizé, una Comisión de la UMOFC para el ecumenismo fue creada. Muchas organizaciones miembro de la UMOFC participaron en la “Jornada  Mundial de Oración de las Mujeres” fundada por los Protestantes en 1887 para la oración ecuménica mundial en la primera semana de marzo. La UMOFC celebra dos días distintos de oración, el día de la UMOFC, que empezó en 1952, y el Día Mundial de la Oración. Esto fue así por dos motivos:

Por una parte, para fortalecer la identidad de las mujeres católicas y el espíritu de solidaridad inherente al día de la UMOFC (recogidas ese día) y por otra parte para mostrar su solidaridad con las mujeres de otras creencias. Sin embargo, para que las dos fechas no estuvieran demasiado cercanas, el día de la UMOFC fue inicialmente pospuesto a mayo en la Asamblea General de Torhout (Bélgica) y después (en la Asamblea General de Guadalajara, Méjico) dejó a cada organización la libre elección.  Desde 1969, la preparación del Día de la UMOFC fue confiada a un país distinto cada año.

Pilar Bellosillo fue designada oficialmente por la Santa Sede para representar a la Iglesia Católica en una grupo ecuménico de mujeres reconocido por la Santa Sede y el Consejo Mundial de Iglesias.

El mismo año, con la fundación de la Acción Católica especializada, las dos OICJ masculina y femenina  tuvieron que reconsiderar sus objetivos, y unieron sus fuerzas en el Congreso de Berlín formando la Federación de Jóvenes Hombres y Mujeres Católicos. Esta nueva organización se disolvió en 1981 en su Asamblea General en Nairobi, debido a la pequeña extensión de su influencia.

1969

Siguiendo un sondeo de organizaciones asociadas, se concluyó:

“La línea de investigación no llevará  a un cambio radical en la dirección de la UMOFC, pero puede decirse que es una confirmación de los objetivos que nos proponemos, esto es, para estar al servicio de las mujeres cristianas y todas las mujeres del mundo para su educación y formación. En resumen, para realizar la promoción de la mujer en todos los ámbitos.”

La Asamblea de la Conferencia de ICO tuvo lugar en Friburgo. Pilar Bellosillo y Marie du Rostu tuvieron un papel importante en la salvaguardia de la independencia de esta organización laica católica en vista de dos nuevos órganos creados en 1967 después del Consejo, el Consejo Laico (que se convirtió en 1976 en el Consejo Pontificio para los Laicos) y la Comisión Justicia y Paz.

1970

Consejo Internacional en Torhout (Bélgica): “Educación de las Mujeres”. Objetivos de la UMOFC: Promoción de la mujer. Participación para una sociedad más justa y para una mayor participación en la Iglesia. Para alcanzar este programa mundial fueron llevados a cabo cuatro años de educación, actitud receptiva para trabajar con otros e intensificación del trabajo regional. Había 17 organizaciones en África, 13 en América del Norte, 29 en América de Sur, 13 en Asia-Pacífico, 54 en Europa y 4 Internacionales. También fue el principio de las conferencias regionales.

1971

Pilar Bellosillo fue una de las cuatro mujeres (dos de las cuales son religiosas) invitadas por la Santa Sede al Sínodo de los Obispos.

1974

Junta Internacional en Dar-es-Salaam (Tanzania) “La UMOFC, un agente para el cambio en una sociedad más justa”. Evaluación, programa de cuatro años. Dos opciones: 1) en relación con las mujeres (ecuménico de preferencia), la mejora de la vida espiritual, humana y social. 2) relacionado con la justicia, un programa para la educación para la justicia y el desarrollo. Elisabeth Lovatt-Dolan (Irlanda) fue elegida Presidenta. Aproximadamente 150 participantes.

1975

Año Internacional de la Mujer. Primer Conferencia Mundial de las Mujeres en la Ciudad de Méjico. Proclamación de la Década de la Mujer.

1976

Días de Estudio Internacional en Maria Laach (Alemania). Cuarenta y seis organizaciones de todo el mundo participaron en esta reunión celebrada entre Dar-es-Salaam y Bangalore (India).

1977

Una responsable de América Latina prefiere dar la prioridad a la dimensión regional y no a la internacional. Causó la ruptura de un gran número de organizaciones en su región, privándoles del apoyo de una organización como la UMOFC capaz de hacer escuchar  sus voces unidas a las de las otras mujeres católicas del mundo.

Siguiendo una declaración lanzada por la Congregación para la Doctrina de la Fe a propósito de la admisión de mujeres al sacerdocio, el Consejo de la UMOFC escribió una nota en la que subrayó su “deseo de mantener el diálogo sobre los ministros sin estar opuestas a la jerarquía”.

1978

Elisabeth Lovatt-Dolan, Presidenta, intervino ante la Comisión de la ONU, sobre el Desarme, en Nueva York.

1979

Asamblea General en Bangalore (India): “Mujeres, Justicia, Evangelización”. Elisabeth Lovatt-Dolan fue reelegida Presidenta. Cerca de 160 participantes. Madre Teresa de Calcutta estuvo presente y tomó la palabra.

1980

Participación en la Segunda Conferencia Mundial de las Mujeres, que celebró el punto intermedio de la Década de la Mujer en Copenhague (Dinamarca).

1983

Asamblea General en Antigonish (Canadá): “Mujer: Identidad – desarrollo – nuevas comunidades”. Prioridades adoptadas: formación espiritual, las mujeres y la Iglesia, la educación para la vida familiar, participación en la toma de decisiones, justicia – derechos humanos – paz, las mujeres y el trabajo. Eleanor E. Aitken (Canadá) fue elegida Presidenta.

1985

Celebración del 75º aniversario de la UMOFC en Colonia (Alemania). Participación en la Conferencia Mundial para las Mujeres, Nairobi (Kenia). En el número precedente del boletín informativo, la Presidenta Eleanor E. Aitken subrayó la atención creciente a los representantes de la UMOFC, en particular a Alba Zizzamia, Presidenta del CONGO (Conferencia de las ONG en ECOSOC) y Solange des Gachons, vicepresidenta del Comité por la Continuidad de las ONG en UNESCO.

Sobre la misma cuestión, Pilar Bellosillo escribió: “En este momento de la historia, el despertar de la conciencia de las mujeres en el mundo marca el comienzo de nuestra liberación. Debemos trabajar para eliminar la opresión secular. Debemos “liberar” el potencial de cada una de nosotras. En todo el mundo, hemos de ponernos al servicio de la gran tarea de la de humanización. Y para alcanzarlo... ¡qué oportunidades providenciales nos da la UMOFC! Estamos hechas a imagen de Dios, igual que el hombre... Tenemos la misma dignidad... La maternidad es uno de los aspectos de la vocación de las mujeres: realizarnos como personas...”

1987

Asamblea General en Roehampton (Inglaterra): “Progreso de las mujeres – enriquecimiento para todas”. Acerca de 400 participantes. Prioridades elegidas: respecto por la dignidad humana, formar redes.

Comisiones: familia, ecumenismo, desarrollo y cooperación, derechos humanos, internacional. Grupos de trabajo: bioéticas, las mujeres en la Iglesia. Marie-Thérèse van Heteren-Hogenhuis (Países Bajos) fue elegida Presidenta.

1991

Asamblea General en Guadalajara (Méjico): “Las mujeres y la vida: visión – realidad – acción”. Cerca de 450 participantes. Prioridades de la UMOFC: Sida, violencia contra las mujeres y los niños, incluyendo la pornografía, opción preferencial para los pobres, medioambiente. Marie-Thérèse van Heteren-Hogenhuis fue reelegida Presidenta.

1994

Participación en la Conferencia Mundial sobre la Población y el Medioambiente en el Cairo (Egipto). Para esta ocasión, la junta de la UMOFC votó una declaración sobre la posición de la UMOFC respecto a la población y al desarrollo en el mundo.

Sínodo africano de los Obispos en Roma. Tres mujeres africanas del Consejo de la UMOFC fueron invitadas y se pidió a dos de ellas tomar la palabra.

1995

Participación a la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social en Copenhague (Dinamarca).

La UMOFC jugó un papel importante en la Conferencia Mundial sobre las Mujeres en Beijing (R.P. China) como en el Foro de las ONG en Huairou que lo precedió.

Cuatro mujeres de la UMOFC, siendo tres de ellas miembros del Consejo, también tomaron parte en las delegaciones oficiales de sus países. Otro miembro del Consejo de Nigeria formó parte de la delegación oficial de la Santa Sede.

El título de la Conferencia fue: Igualdad, Desarrollo, Paz. Durante la anterior reunión de la Junta, las declaraciones fueron preparadas sobre todas las prioridades de la UMOFC, y éstas fueron ampliamente distribuidas en Beijing.

1996

Asamblea General de Canberra (Australia): “Yo hago nuevas todas las cosas (App.21.5): Mujeres, Reconciliación y Esperanza.” Cerca de 700 participantes. Prioridades votadas: eliminación de la violencia contra las mujeres, las mujeres y la salud, las mujeres y la toma de decisiones.

Maria Eugenia Díaz de Pfennich (Méjico) fue elegida Presidenta General.

2001

En marzo de 2001, la Asamblea General de la UMOFC fue celebrada en Roma (Italia) con el tema “La Misión Profética de las Mujeres”. Más de 750 mujeres asistieron representando a todos los continentes. Al amanecer del nuevo Milenio, las mujeres de la UMOFC dieron un fuerte mensaje de esperanza. Prioridades votadas: educación, violencia contra las mujeres, y los derechos humanos.

Maria Eugenia Díaz de Pfennich (Méjico) fue reelegida como Presidenta General.

2006

La Asamblea General de la UMOFC se celebró entre el 31 de mayo y el 3 de junio de 2006 en Arlington, VA (EEUU). El tema fue el de Mujeres constructoras de paz: Unidas en Fe y Acción (Mateo 5,9 Bienaventuradas las que trabajan por la paz). Fue votada la prioridad: crear una cultura de paz: con especial atención a la educación y a la reducción de la pobreza.

La Voz de las Mujeres

WV43 copertina piccola ESP

Voz de nuestras organizaciones que dan testimonio del trabajo llevado a cabo por los miembros de la UMOFC en el tema: "Mujeres constructoras de puentes".

Lea algunos extractos

Subscripción a Nuestra Revista

Galerías de fotos

galerias

Newsletter de la UMOFC

newsletterAqui pueden mantenerse al día de las actividades de la UMOFC leyendo el último número de nuestra newsletter.

Suscribirse al Newsletter

Presentación de la UMOFC

wordcloud FAQ

Visítanos en YouTube

youtube channel